El Blog del Unión Tres Cantos FS

Noticias del Club Unión Tres Cantos

3ª División: Distrito III 4 – Unión Tres Cantos 3

Se pecó de conformismo

Nada hacía presagiar a los tres minutos de encuentro que los unionistas acabarían perdiendo este partido. Y es que ya iban ganando por 0 – 2. con goles de David (al rematar un saque de esquina) y de Álvaro (al llevar a la red un difícil balón, sacado en largo por Torres, que desbordó al portero local en su intento de despeje y que se escoró mucho hacia la derecha).
El control del encuentro lo tenían los visitantes que se encargaban de mover y mover la pelota pero sin profundidad, creando poco peligro. Esta situación provocó que los de Distrito III se fueran creciendo, presionando más y más hasta que, a falta de tres minutos para acabar la primera mitad, lograron transformar un más que dudoso penalti. Con 1-2 se llegó al descanso.
La reanudación del encuentro estuvo marcada por la mayor presión, desde el inicio, de los locales con una intensidad que rozaba en muchas ocasiones la agresividad y que les fue consentida ante la presión de una grada muy metida en el partido. Áquí se dejó notar la juventud del equipo tricantino que, de alguna manera, se vio desbordado y provocó algunos errores en defensa que costaron dos goles.
Con el 3-2, los visitantes solicitaron un tiempo muerto para cambiar de estrategia y volver al sistema que les ha proporcionado tan buenos resultados en el arranque de la temporada, presionando las salidas del balón. Y llegaron las mejores oportunidades: un tiro al poste, un balón sacado por un defensor en la misma línea de puerta con el portero ya batido, dos lanzamientos a bocajarro que se «encontró» literalmente el portero…
Pero lo que son las cosas, en este periodo de máximo dominio visitante, los locales (equipo más presión de las gradas) consiguieron pescar en río revuelto, provocando la expulsión de uno de los chavales tricantinos ante el estupor, sorpresa,… de todo el equipo.
A pesar de lo cual, con tres jugadores de campo, Rodri logró empatar el partido a falta de poco más de un minuto. Pero era excesiva la presión que se había generado en el campo y, a falta de cuarenta y ocho segundos y con un jugador más, los locales macaron el definitivo 4-3. Resultado que nos parece injusto, pero que debe enseñar a este joven equipo que el conformismo puede llevar a estas situaciones, más aún cuando pudieron haber dejado sentenciado el encuentro en la primera mitad.
Ánimo chavales, a pasar página, pero con la lección bien aprendida… jugando al fútbol sala habéis sido mejores, pero si os dejáis llevar por el ambiente y «ciertas» decisiones arbitrales, tenéis las de perder…