El Blog del Unión Tres Cantos FS

Noticias del Club Unión Tres Cantos

Juvenil Nacional: Unión Tres Cantos 2 – Móstoles 11

Se repitió la historia
Nueva y dolorosa derrota la sufrida por los chicos del juvenil, que no merecíeron tan tremendo castigo.
Desde el pitido inicial el Tres Cantos fue a por el partido sin complejos, presionando en defensa muy arriba, moviendo el balón con criterio y con jugadas individuales de calidad, lo que se traducía en dominio claro local. Pero la efectividad estuvo al lado visitante y en el primer saque de esquina, una volea que se coló por la escuadra puso el 0-1 en el marcador.
No se amilanaron los tricantinos que dos minutos después empataron por medio de Arrojo que aprovechó un aclarado de Rodri para irse por la banda derecha y rematar a la red.
Continuó el asedio a la portería visitante, pero, de nuevo la efectividad mostoleña era impresionante, y la mala suerte en forma de autogol perseguía al Unión, acabando el primer tiempo con un parcial de 2-4; el segundo gol lo marcó Arrojo al transformar un doble penalti.
Pero, al iniciarse el segundo tiempo, se repitió la historia del anterior encuentro y, el esfuerzo de la primera parte pasó rápidamente factura a una plantilla corta lo que se tradujo en un parcial de 0-7 que, si bien no hay que ponerle ningún pero por parte del Móstoles, no hacía justicia al esfuerzo y a las ocasiones locales.
Difícil resultaba levantar el ánimo a unos jugadores que terminaron exhaustos y que se dejaron literalmente la piel en el campo.
Difícil comienzo de liga, difícil estreno de una categoría muy exigente, en el que tampoco ha acompañado el calendario que ha hecho que nos enfrentemos las cuatro primeras jornadas a equipos muy fuertes que estarán en la lucha final por el título y con gran experiencia en esta categoría. La próxima jornada visitaremos la cancha de Inter, otro hueso duro de roer.
Quizás la experiencia de estos tres primeros encuentros nos enseñe a dosificar fuerzas, aunque conociendo el espíritu competitivo de jugadores y entrenador parece difícil «echar el freno» desde el primer pitido. Lo que sí es seguro es que todo este sacrificio no resulta en vano y tarde o temprano tendrá su recompensa, por lo que, desde estas líneas, ANIMAMOS al equipo a seguir trabajando y, aunque disgustados, no caer en la desilusión y VALORAR que son capaces de hacer frente a cualquier equipo grande.
¡¡¡ESTAMOS MUY ORGULLOSOS DE VOSOTROS!!!

Leave a Reply