El Blog del Unión Tres Cantos FS

Noticias del Club Unión Tres Cantos
Broche blanco

Broche blanco

Se dice pronto…
siete.

Siete abrazos de euforia, siete dedicatorias a grada, siete goles los que abrieron ayer la liga de 1ª regional entre el Tres Cantos Movistar y el Sanfer B en un partido de antemano nada sencillo. Pero íbamos preparadas.

“Ay! Qué nervios…” se oía en el banquillo los minutos antes de sonar el principio del encuentro, ese pitido del árbitro que da comienzo al partido, y a un montón de emociones. Y no lo digo yo… ayer lo vimos. Asistimos a una muestra de concentración, ganas de fútbol sala, competición, vuelta a las rutinas que nos unen…
Abría el marcador Werner, al segundo minuto de empezar, sin tregua, en una jugada conjunta con Martita, dando más impulso si cabía al equipo entero, y a los pompones de la grada.

Ante esto, el Sanfer peleó fuerte el resto de la primera parte con una buena defensa muy cerrada y muy rápida abajo…pero nosotras no dejamos de intentarlo, hasta que a 8 minutos del final se abrió la veda de nuevo: Werner volvía a marcar a portería “vacía”, habiendo dejado a la portera atrás. Y tras éste, la primera parte estaba ya sentenciada…tres minutos después llegaba una falta de la portera, con la que nuestras jugadoras, en un alarde de estrategia, lograron “engañar” de nuevo a la guardameta, y Vane aprovechaba la indirecta para marcar un golazo por la escuadra. Resultado que no le pareció suficiente a Mori, que antes de ir al descanso volvió a marcar llegando por la banda como un rayo y resbalando de la emoción para celebrar un gol que parecía llevar dedicatoria especial.
Medio tiempo hecho, 4-0.

¡El pabellón estaba caldeadito! Faltaban todavía 15minutos de partido, ya no sabíamos que más podía pasar…

Pero no saltamos al campo confiadas, ellas no iban a hacérnoslo especialmente fácil tampoco. Fueron quizá los minutos más intensos del partido, el momento en que más velocidad hubo en el campo, ¡un partido de tenis da menos giros!…hasta que llegó otra falta, cerca de la portería del Sanfer, de la que se encargó Martita. Y se encargó bien, con un tiro fuerte y decidido, sin opciones. Casi como el que ni un minuto después marcó Werner nuevamente, sin ángulo desde la esquina izquierda, apenas visto y no visto, de estos goles que tenían que llevar repetición porque sí.

¡El pabellón estaba caldeadito! Faltaban todavía 15minutos de partido, ya no sabíamos que más podía pasar…seguíamos viéndolas correr, defender, salir pases y tacones… y un Sanfer sin descanso. Pero nos lo volvió a dejar claro Vane a tres minutos del final… con el gol que cerraba el partido con broche blanco.
Resta decir cómo fue el aplauso final, cómo de guapas iban nuestras jugadoras estrenando equipación, y cómo se celebró.

Gran comienzo, y nueva semana.¡¡¡ Enhorabuena chicas!!!

 

Leave a Reply