El Blog del Unión Tres Cantos FS

Noticias del Club Unión Tres Cantos

TERCERA DIVISIÓN/ ROAD HOUSE 4 – UNIÓN TRES CANTOS 3

Dura e injusta derrota

Resulta difícil hacer una crónica e intentar explicar una derrota en un encuentro en el
que solo ha habido un equipo dominando el partido de principio a fin y precisamente no
ha sido el que ha ganado.

Llegaban los tricantinos sabiendo que una victoria les colocaría provisionalmente al
frente de la clasificación y, aunque queda todavía mucha liga, podría suponer una
inyección de moral de cara a lo que resta de competición. Y la ansiedad por marcar fue
determinante, primero porque se descuidó la defensa y las únicas cuatro llegadas a la
portería trocantina supusieron los cuatro goles encajados por los visitantes. Mientras, los
de Tres Cantos estrellaban hasta cuatro balones en los palos.

La precipitación era la aliada de las imprecisiones y, por si fuera poco, la mala suerte se
cebaba (claro, con el equipo visitante, si lo viéramos desde el bando local sería la buena
suerte) en jugadas en las que los locales sacaron el balón en la línea de gol en otras tres
ocasiones, dos de ellas los rechaces desde el suelo se despejaron ¡hasta tres veces! En la
misma jugada.

El encuentro más parecía un partido de frontón.

Con 2-0 se llegó al descanso. Los tricantinos salieron en tromba en la segunda parte y
redujeron distancias a los cinco minutos por mediación de Nacho, pero la presión arriba
provocaba pérdidas rápidas de balón de los de Road, pero en el minuto 12 y el 17
llegaron con sendos contraataques que transformaron en gol.

No se rindió Tres Cantos que dadas las numerosísimas ocasiones de que dispusieron
confiaron en poder remontar a falta de tres minutos y a punto estuvieron de hacerlo,
jugando de cinco se sucedían las ocasiones. En el minuto 18 se lograba el 4-2 y en el
minuto 19 el 4-3, cuando Marcos transformó un doble penalti. En este momento cabe
destacar la actitud de Marcos que, a pesar de haber errado un primer lanzamiento de
doble penalti, no dudó en coger el balón confiando en sus posibilidades. Ese fue un
botón de muestra de un equipo que, a pesar de sufrir notables ausencias, no se rindió
hasta el último segundo, dejando todas sus energías en el campo a pesar de que las cosas
no salían. Nada que objetar al comportamiento del equipo que llegó al vestuario abatido
pero con la cabeza alta, animándose unos a otros, sabiendo que siguen dependiendo de
ellos mismos para lograr el objetivo que tanto les ilusiona.

Seguro que alguno echa en falta en la crónica la mención a dos errores arbitrales de
bulto pero que, aunque suman a las circunstancias, no fueron suficientes para justificar
la derrota.

En cambio, no me resisto a “denunciar” el comportamiento antideportivo de algunos
jugadores locales (agresión, con patada incluida, a un jugador que está en el suelo caído)
que el partido no merecía.

¡¡Enhorabuena chavales, a pasar página y a seguir trabajando!!

Leave a Reply