El Blog del Unión Tres Cantos FS

Noticias del Club Unión Tres Cantos

Tercera División/ UNIÓN TRES CANTOS 6 – COLMENAR VIEJO 9

El arbitraje no estuvo a la altura del partido…

… O mejor, del partidazo.

Y es que el derbi de la Sierra Norte no defraudó a nadie, ni a los que ganaron ni a los
que perdieron. Ambos equipos demostraron porqué están situados en la parte alta de la
tabla. Se vieron jugadores y jugadas de muchos quilates.

Desde el pitido inicial se jugaba de poder a poder, aunque los visitantes eran más
efectivos y se adelantaron en el marcador hasta poner un 0-3 en el luminoso a los doce
minutos, Por su parte, los del Unión estrellaban dos balones en el poste con el portero
ya vencido. Por fin, Marcos abrió la lata en el minuto quince y le siguieron Álex y Ray
para establecer el empate antes de que se llegara al descanso.

Ya se habían sucedido los despropósitos arbitrales, hasta el punto de que uno de ellos, el
que estaba más lejos de la jugada, tuvo que rectificar la decisión del compañero ante la
manifiesta inacción de este último. Se atisbó la esperanza en la posibilidad de ver un
buen arbitraje lejos del corporativismo mal interpretado que siempre provoca que los
errores arbitrales sean dobles, el del que lo señala (o no) y el del que lo ratifica por no
llevar la contraria al compañero. Pero fue un espejismo.

En la reanudación, los dos equipos salieron descaradamente a por la victoria
sucediéndose jugadas tanto individuales como de equipo y contraataques de mucha
calidad, llenas de intensidad y coraje. Esta situación se tradujo en un “toma y daca”
constante y sin tregua en el que a un gol visitante le sucedía un gol local, llegándose al
minuto seis de la segunda mitad con un 5-6 en el marcador.

Tanta presión e intensidad desbordó definitivamente a unos árbitros que demostraron no
estar a la altura del encuentro, sucediéndose las decisiones que no contentaban ni a uno
ni a otro equipo. En esta situación fueron los colmenareños los que mejor se adaptaron
al desbarajuste arbitral por su veteranía frente a la juventud local. La presión dentro y
fuera del campo llevaron a sancionar con dos exclusiones a los visitantes, compensadas
con nueve faltas al equipo local, en un partido que en ningún momento, a pesar de lo
que parezca, tuvo ningún tipo de dureza.

Los dobles penaltis condenaron a los de Tres Cantos, a pesar de que en ningún
momento dieron el encuentro por pedido, asediando la portería colmenareña, jugando de
cinco y disponiendo de no menos de seis claras ocasiones de gol que solo la
precipitación, la indecisión y las paradas del portero visitante impidieron que se
tradujesen en gol.

Por parte tricantina, Rodri, Álex y Arrojo (de penalti) marcaron en el segundo tiempo.
Lo dicho, triunfo de la veteranía sobre la juventud y, desde estas líneas felicitar al
equipo de Colmenar por su triunfo, al equipo de Tres Cantos por su entrega incansable y
a los dos equipos por el gran espectáculo que nos brindaron… ¡¡Lástima lo de los
árbitros!!

Leave a Reply